Transformando personas, transformando empresas

La Transformación Digital es la universal teoría de la evolución, pero adaptada a nuestros días, y comienza por las personas. Esta realidad supone una nueva adaptación al cambio que a día de hoy está teniendo un gran impacto en todas las empresas y sectores. La clave de esta transformación es la adaptación al cambio para ofrecer soluciones que los clientes ya demandan. Para estar preparados debemos gestionar el siguiente trinomio para conseguir un proceso de transformación eficaz: tecnología, personas y empresa.

 

Tecnología y Herramientas

  • La mejora de procesos es fundamental, y debemos estar siempre en cambio constante y en periodo de adaptación contínuo.
  • La nube es el ahora y las “soluciones Cloud” o “Social CRMs” nos proporcionan una agrupación masiva de datos accesibles desde cualquier dispositivo y lugar.
  • Asegurarnos que nuestros negocios pueden asumir el “aquí y el ahora” en tecnología es básico ya que el tiempo de desarrollo de las herramientas tecnológicas puede hacer que nos retrasemos en la implantación de nuestros proyectos y se queden obsoletos.
  • La innovación digital se realiza trabajando con el mercado y a través de conversaciones donde vemos las necesidades que tiene cada cliente. Así somos capaces de abrir nuevos canales de venta y accedemos a nuevos mercados.
  • Sorprender a nuestros clientes con nuevas experiencias apoyadas en tecnología es “un must”.

 

Personas

  • Los empleados son el núcleo de nuestra empresa. Implicarlos en el proceso de transformación digital es un básico. Formarles en habilidades digitales y facilitar la gestión de proyectos en entornos colaborativos nos ayudará a conseguirlo.
  • La atracción de talento a través del cambio tecnológico desde dentro de la organización a los canales de comunicación hace que el mejor talento digital quiera trabajar con nosotros. Haz que tu actividad y marca sean diferenciales, relevantes, creíbles en entornos digitales y “predica con el ejemplo”.

 

Empresa

  • La cultura digital parte siempre del CEO, y éste debe tratar de impregnar su marca tecnológica con transparencia, dinamismo, creatividad y confianza.
  • Debemos reinventar en nuestro modelo de ventas y apoyarnos en datos y herramientas tecnológicas que provoquen un impacto mayor y nos proporcionen “insights”
  • Debemos trazar un plan de cambio tecnológico que tenga unos objetivos SMART para que nuestra transformación digital sea todo un éxito. Sin objetivo no hay rumbo.

 

 


Eva de Grado
BU Manager Zaragoza
BROS GROUP