Sobrevivir en el entorno VUCA: Fondos de Inversión (I)

Da la sensación de que sobra el dinero para invertir. Los Private Equity están atentos a posibles proyectos que les garanticen altas rentabilidades; y en los últimos años empiezan a compaginar ese objetivo con entrar en proyectos que sean sostenibles, de largo plazo y cambiando poco a poco comportamientos muy agresivos que provocaban fugas de talento en masa y una alta complejidad para encontrar perfiles adaptables a la presión de vivir (y morir) solo y exclusivamente por el cumplimiento de los objetivos financieros.

 

No obstante, los fondos de inversión siguen teniendo mala prensa entre los equipos directivos.
En el momento que se concreta (incluso se rumorea) la entrada de uno de estos fondos en el accionariado de una empresa, los equipos directivos activan su radar de búsqueda. Nace la incertidumbre. En el entorno VUCA actual, gestionar incertezas se está convirtiendo en un “must” en los profesionales que dirigen las compañías…. Pero la realidad nos dice que la percepción de inestabilidad empuja automáticamente a buscar horizontes que nos den algo más de paz en el largo plazo.

 

Del mismo modo, el año pasado fue muy intenso en inversión y operaciones de “M&A”, que afectan igualmente o de manera más drástica en movimientos en primeras líneas ejecutivas que acaban cayendo en cascada hacia todo el “middle management”.

 

En este escenario, la flexibilidad y la capacidad de adaptación se convierten en dos de las competencias más valoradas para las firmas de “Executive Search” en los perfiles de alta dirección.

 

Un cambio accionarial traerá movimientos, pero no siempre serán de 180º ni supondrán una transformación radical en el equipo de dirección. En este escenario tienes dos opciones: o impulsas esos cambios o (en el peor escenario) te adaptas a ellos. Pero si te conviertes en “stopper” de la transformación, poco espacio de juego te queda en el tablero del mercado laboral en este 2019.

 


Antonio Sagardoy
CEO 
BROS GROUP