Momento de crisis, momento de oportunidad

 

Afrontar una entrevista cuando estás buscando activamente un cambio no es fácil. Por más literatura que haya, cuando un profesional está en momento de transición siempre le asaltan infinidad de dudas sobre como afrontar algunos temas y que éstos no les penalicen en la evaluación de su candidatura.

Asumiendo que no es fácil, hay un tema que sí considero que penaliza especialmente, y hay muchísimos directivos/as que no tienen conciencia en qué nivel lo están proyectando en sus procesos de selección: falta de ilusión. El “todo mal”. El “todo gris”. Profesionales que no aprendieron nada de su anterior jefe, que no les dejaban espacio para iniciativas, que no les daban presupuesto suficiente, ni herramientas adecuadas ni equipo dimensionado… y que buscan un proyecto y así lo verbalizan “que les devuelva la ilusión”.

En este sentido, pocas compañías conozco que fichen profesionales que estén abajo emocionalmente para llevarles arriba. Ilusionado se viene de casa. Se viene con tanta fuerza, con tanta energía positiva, que vas a ser una inyección de adrenalina para el equipo que te espera el día de tu incorporación. Les vas a devolver la ilusión tú a ellos. Porque antes de afrontar un proceso de búsqueda, tienes que estar convencido/a de que nunca antes en la vida habías tenido tantas ganas de arrancar algo nuevo, ni habías estado tan bien preparado/a para ello.

Cuando se busca pareja, nadie tiene una segunda cita con una persona que a las primeras de cambio se detecta que anda traumatizada con su ex. Que se cure las heridas y ya si eso nos vemos otro día para un café.

Saca todos los aprendizajes, analiza como ha impactado cada una de tus experiencias para convertirte cada etapa en mejor profesional y reconfigura tu discurso.

Momento de crisis, momento de oportunidad… y si vas a afrontar un cambio, hazme caso: éste es tu mejor momento.

 

 

Antonio Sagardoy

CEO

BROS GROUP