Employee Centricity

 

El pasado 11 de julio se celebró en EADA Business School en Barcelona uno de los eventos más esperados: “Employee centricity, the new HR Challenge”

En una sala que colgó su cartel de completo 1 semana y media antes del evento, se vieron caras muy conocidas de grandes gurús de RRHH que compartieron sus mejores prácticas con todos los asistentes.

 

En la mesa de debate, por parte de EY, Luis Gali conocimos la idoneidad de generar una política basada en Employee Centricity teniendo en cuenta que la experiencia del empleado es un elemento crítico para la supervivencia de las empresas. Así mismo, expuso que empleados comprometidos y motivados ofrecen hasta un 59% de los ingresos y hasta un 8% menos de coste. La implementación de estas políticas, explicaba Gali, constituyen un proyecto transversal que incorpora la mejora continua en un enfoque AGILE, escucha continua del empleado y creación de experiencias personalizadas para el empleado. Y todo ello debe acabar en un modelo de gobierno data driven con impacto en el EBITDA, que no sólo permite su revisión como también la mejora constante.

 

Maria José Valenzuela de KARCHER, compartió su modelo para definir e implementar una estrategia de Inbound Talent que no sólo persigue atraer como también conservar y fidelizar a los colaboradores de una relevante empresa industrial de marcado perfil internacional. Compartió con nosotros una metodología basada en las fases ACDED: Attract, Convert, Develop & Engage y finalmente Delight (Es decir, atraer, convertir (que comporta la transformación de la cultura), desarrollar y comprometer y finalmente enamorar a nuestros colaboradores. Puso encima de la mesa el reto de gestionar una alta diversidad generacional y la irrupción de los nativos digitales.

 

Aurea Benito, Corporate HR Director de la Compañía ISDIN compartió su visión y el modo en que su compañía está diseñando e implementando políticas que ponen en el centro a las personas. Reiteró la necesidad de no sólo escuchar como también de comprender y gestionar adecuadamente las expectativas de sus colaboradores. Su modelo parte de una triple perspectiva: funcional, emocional y sentido de pertenencia y finalmente reiteró la idoneidad de compartir un propósito colectivo.

 

Virgili Callizo, Head of Global Resources de Cellnex Telecom, compartió el reto al que se enfrenta en su compañía de tener que gestionar la diversidad cultural en un entorno de fusiones y adquisiciones y a la vez poniendo a las personas en el centro. Su intervención sirvió para constatar que la personalización y/o el aprecio personal es posible aún en estructuras organizativas amplias y con una fuerte dispersión geográfica.

 

La sesión finalizó con una mesa redonda moderada por Manuel Miguélez, Director de Bros Group en Barcelona,  firma de Executive Search con posicionamiento internacional. Manuel compartió con los ponentes la preocupación de llevar a cabo iniciativas en el ámbito de Employee Centricity y no poder cumplir luego las expectativas que se generen o no dar respuesta a las necesidades que se detecten, lo que puede provocar que el engagement se vea afectado y que desencadene una pérdida de talento, por lo que la puesta en marcha de estas políticas debe de realizarse de forma paralela a los programas de desarrollo de talento.

 

Del mismo modo Emma de Llanos, Directora de los programas de Recursos Humanos de EADA Business School contribuyó al dinamismo de la mesa y a poder escuchar las inquietudes de los asistentes.