8 Tips para combatir el sentimiento de asilamiento generado por el teletrabajo

En los últimos años, hemos sido testigos de un mayor interés por fomentar el trabajo en la modalidad remota, y con el desarrollo de las herramientas de comunicación y la digitalización es cada vez más sencillo mantenerse en contacto y trabajar desde cualquier lugar.  

Son numerosas las ventajas que encontramos con esta nueva modalidad, pero también encontramos algunos contras como la falta de control en los horarios, la falta de regulación de los equipos o el sentimiento de aislamiento y de soledad, siendo éste último uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, debido a que puede acarrear depresión o problemas de salud mental.  

A continuación, os detallamos ocho consejos y sugerencias que te ayudarán a evitar que se genere ese sentimiento y sensación entre tus empleados que trabajan en remoto: 

1. Fomentar las reuniones por videollamada de manera periódica  

Los buenos líderes mantienen unidos a los equipos, incluso en la distancia. Pero los verdaderos buenos líderes invierten su tiempo en chatear de manera privada con sus equipos preocupándose diaria o semanalmente por su estado. Después de todo, los empleados no son máquinas y necesitan interacción humana para sentirse parte de un equipo y obtener un mayor sentido del propósito.  

Una reunión virtual regular con el equipo ya sea para tomar una copa después del trabajo o incluso una videollamada temática, son ejemplos de acciones que pueden ayudar a proporcionar un mejor equilibrio y ambiente entre compañeros y superiores.   

 

2. Incluye a los teletrabajadores en las reuniones de la oficina  

En el caso que se realicen reuniones presenciales y parte del equipo trabaje telemáticamente, para una configuración de reunión más robusta e inclusiva, se pueden usar cámaras de videoconferencia inteligente de 360º como Meeting Owl. Este tipo de cámaras ayudarán a que los asistentes remotos se sientan más cercanos e involucrados con el resto de los integrantes.  

 

3. Invierte en encuentros o viajes de equipo 

Los directivos de Recursos Humanos deberían contemplar en sus presupuestos la opción de que los empleados que trabajan en remoto visiten de forma semi-regular las oficinas de la compañía, y a consecuencia se cree una relación más sólida y cercana con el resto del equipo.    

Por otro lado, también se puede organizar un viaje regular cada año y con ello conseguir que el equipo se socialice, celebren sus éxitos y compartan sus ideas y visiones. De este modo, el equipo se sentirá más conectado entre sí y más socializado.  

 

4. Un almuerzo o un café virtual  

¿A quién le gusta almorzar o tomarse un café a solas? ¡Exactamente! Mientras te tomas la sopa a solas y anhelas algún cotilleo entretenido de la cantina, una pausa para el almuerzo virtual podría ser lo que necesitan tus empleados.  Sugiere una cita para almorzar a través de la plataforma de videollamada que use tu equipo y anímales a tomarse un tiempo de descanso para que puedan conversar libremente de temas no laborales.  

 

5. Eventos de networking 

Los freelancers son expertos en lidiar con el aislamiento cuando trabajan desde casa. Utiliza su expertise e inspírate en ellos. Descubrieron soluciones creativas y útiles para la soledad profesional mucho antes de que apareciera la modalidad del teletrabajo. Los eventos y conferencias online son una excelente manera de conocer a otros expertos de tu mismo campo, intercambiar experiencias, diferentes puntos de vista y a consecuencia adquirir nuevos conocimientos.  

 

6. Cambiar de espacio de trabajo 

Ya sea en un co-working, en una cafetería o en biblioteca, el primer paso para combatir el sentimiento de aislamiento es cambiar la zona de trabajo diario y descubrir nuevos espacios donde trabajar. Incluso el empleado más introvertido se beneficiará del cambio de perspectiva y apreciará el variar de ambiente de trabajo y ver gente nueva. 

 

7. Adapta los beneficios extra 

Así como ofreces beneficios extras que ayudan a retener a tu equipo, tal y como cafés gratis, tiquets de restauración, seguros médicos o clases de gimnasia, también puedes establecer beneficios que favorezcan a tus trabajadores en remoto, como por ejemplo cubrir el coste de alquiler por trabajar en un espacio de co-working en el que podrán interactuar con otras personas y con ello sentirse más acompañados. 

 

8. Apuesta por el formato híbrido 

Para compensar los inconvenientes de trabajar desde casa, una solución puede ser apostar por el formato híbrido combinando el teletrabajo con el trabajo presencial, como, por ejemplo, dos días a la semana de trabajo desde casa y tres días a la semana desde la oficina. Con ello evitarás que se cree una distancia social entre los miembros tu equipo.  

A parte de la obvia ventaja que tiene hacer ejercicio y tomar aire fresco para despejar la mente, los directores de RRHH deberían apoyar activamente a sus empleados para que se conecten e interactúen con sus compañeros y de tal manera se sientan parte de una comunidad más amplia.