6 ideas definitivas para triunfar en Employer Branding

Cada cierto tiempo aparece un anglicismo que ojeamos, adoptamos, y retuiteamos. Cuando esto ocurre, esa palabra clave queda grabada en nuestra cabeza y es capaz de captar nuestra atención y robarnos algo de tiempo cada vez que la vemos. Uno de estos anglicismos es el “Employer Branding”, que define el trabajo que realizamos con el objetivo de hacer nuestra marca más atractiva hacia el mercado obteniendo un mejor posicionamiento. Una de las palancas más relevantes es que el equipo ese contento y se conviertan así en prescriptores de nuestra marca.

En el tiempo de las marcas seductoras, los influencers y las evaluaciones online en tiempo real, nuestros empleados se convierten en evaluadores digitales y en tiempo real de todo lo que ocurre en el corazón de nuestra firma. Hasta ahora, muchas empresas apostaban por un departamento de Recursos Humanos que penalizaba la queja de los empleados y coaccionaba con el despido en caso de no seguir las reglas. Afortunadamente, los tiempos han cambiado y es ahora cuando el empleado surge como “influencer del negocio” con herramientas de evaluación y comunicación que permiten saber al instante si una empresa es “cool” o “fancy” para trabajar. Si lo es, y hemos sido capaces de llegar al corazón de nuestro equipo, ya tenemos el 50% del camino recorrido. 

¿Cómo puedo tener a mis empleados contentos para triunfar en Employer Branding para atraer talento?

Hay muchas maneras y seguro que todas válidas, pero te ofrecemos 6 ideas de éxito para aplicar a tu compañía y tener el equipo más motivado:

  1. ESG (Encuestas de Satisfacción Gamificadas): no podemos empezar sin hacer un análisis previo de la situación de nuestra empresa. Por esta razón, lo más sencillo es preguntar a nuestro equipo cómo está la situación actual y ver donde se quiere llegar, qué elementos cambiar, que seguir haciendo y qué parar de hacer. Si además, hacemos estas preguntas gamificadas, el nivel de compromiso y entusiasmo en la respuesta será mayor. Debemos realizar preguntas concisas y cerradas para poder sacar conclusiones lo más enfocadas posible más alguna pregunta abierta donde nuestros empleados puedan contarnos todo lo que quieran y desahogarse. Es muy beneficioso que la encuesta sea opcional y anónima para obtener una buena participación. Es crucial que los resultados se compartan junto con las acciones que se van  a llevar a cabo y que se realice un seguimiento de toda la acción. Esto reforzará la participación de posteriores encuestas.
  2. PDI (Plan de Desarrollo Individualizado): todos tenemos nuestro corazoncito y queremos sentirnos importantes. Cuando nuestro jefe se sienta con nosotros y nos pormenoriza lo que espera de nuestro trabajo marcando unos objetivos SMART y además nos comenta que quede desarrollar algunas competencias y hacernos crecer, parece que somos más importantes de lo que podríamos esperar. Y de hecho, lo somos, lo único que necesitamos es una persona que le  un seguimiento personalizado. Por ello, proponemos un PDI que nos diga claramente de donde partimos y a donde llegamos, con unos tiempos de ejecución y unos objetivos a alcanzar. Esto hará que los integrantes del equipo se sientan importantes y motivados. 
  3. BSE (Beneficios Sociales para el Empleado): sí, lo sabemos, los beneficios llevan consigo un importante desembolso económico por parte de las empresas, sobre todo si se trata de startups o PYMES. Pero, por otro lado, tienen un retorno de la inversión muy alto si se aplican correctamente. Hay muchas empresas que solo porque pueden permitírselo ofrecen una lista interminable de beneficios sociales solo por el hecho de trabajar con ellos, pero está demostrado que el ser humano es codicioso por naturaleza y lo que hoy nos parece mucho, mañana nos parecerá lo normal y pasado mañana lo veremos como insuficiente. Además, la meritocracia es uno de los sistemas de equidad y sobre todo justicia más potentes que podemos activar en este sentido. Recomendamos siempre ofrecer un paquete de beneficios con una lista a elegir y acumulables según vayan pasando los años del empleado en la empresa. Desde seguros de vida, hasta ticket restaurante, pasando por coches de empresa, plazas de parking o móviles con acceso ilimitado a internet. El límite lo pone cada uno.
  4. TER (Trabajo En Remoto): puede que no todas los puestos de trabajo  puedan acogerse a este beneficio pero imaginemos una situación mucho más habitual de lo que parece: día D, el ministerio nos llama para realizar unas gestiones obligatorias que requieren varios documentos que se consiguen solo en determinadas oficinas y en horario de 9:00 a 13:00. Justo las horas de más trabajo en una oficina. Salvo si podemos trabajar en remoto ese día. Quizás gracias a esta opción podamos empezar a trabajar a las 09:00 y hacer una parada a las 11:00 para acercarnos a nuestra cita y estar de vuelta para las 13:00. Dos horas en las que podemos seguir trabajando en remoto mientras que esperamos nuestro turno. Luego retomaremos el tiempo perdido por la tarde, pero hemos podido gestionar nuestro tiempo para un trámite que de otra manera nos hubiera supuesto pedir un día libre y una mayor carga de trabajo al día siguiente. Ejemplo extrapolable a personas con niños, cuidado de mayores, etc. Un beneficio muy interesante y que además nos hace salir de la zona de confort de la oficina apelando a nuestra responsabilidad como profesionales. Si el PDI está bien confeccionado, como empleador no tendremos ninguna duda de que nuestro empleado no reducirá su rendimiento sino todo que aumentará su motivación y espíritu de pertenencia.
  5. AFO (Actividades Fuera de la Oficina): los también llamados “offsites” son experiencias muy positivas donde el equipo se conoce a fondo y donde, si se realiza correctamente, podemos aumentar el espíritu de pertenencia al grupo de nuestros empleados. Desde paseos por la montaña, hasta actividades de resolución de problemas como puede ser un “Escape Room” pasando por maratones solidarios o cualquier tipo de “gymkana” que se nos ocurra. Lo importante es la interacción entre todos los integrantes del equipo y los objetivos que queramos transmitir con la experiencia. Una cultura de equipo en los seres humanos, de por sí, seres sociales y que tendemos al grupo es una cultura que llegará mucho más lejos que la individualista. Además aportamos valor a la experiencia que vivimos como grupo lo que creará lazos de refuerzo muy importantes.
  6. ZDO (Zona De Ocio): también llamada zona de relax o zona “chillout”, representa un lugar dentro de nuestra empresa donde los empleados puedan tomarse un momento para relajarse o disfrutar de alguna actividad. Según el la técnica pomodoro, descansar cada cierto tiempo hace que aumentemos nuestra productividad. Hacerlo en un espacio preparado para ello nos asegura que aportamos la solución que cubre la necesidad. Hemos visto empresas con zona de snacks, sofás y televisión, máquinas de videojuegos, mesas de ping pong, etc. Alguien puede estar pensando que con todos estos elementos podemos distraer la atención y el enfoque en las tareas pero no se trata de esto sino de ofrecer “cápsulas de descanso” que nos hagan salir por unos minutos del estrés de las tareas a cumplir en un tiempo ajustado para relajarnos y poder retomarlas con la máxima energía.

Estas son solo algunas ideas que lanzamos pero hay tantas posibilidades como creatividad e innovación seamos capaces de impregnar en la cultura del empleado, en el mundo de la empresa que se centra en tener unos profesionales no solo capacitados sino que sientan la cultura, que disfruten del clima laboral y que están motivados para conseguir objetivos más ambiciosos. Cada vez más impregnados de la cultura milenial que viene pisando fuerte y reclamando este tipo de cambios, quedarnos atrás puede suponer un gasto inasumible en el futuro. Sin embargo, si entendemos el impacto que el “employer branding” tiene en la atracción y fidelización de talento, la inversión es muy atractiva.

En nuestra firma de Headhunting global Bros Group, tenemos implantadas todas ellas aunque hay una que destaca: el “momento futbolín”. Echar un partido con el equipo en nuestra zona de ocio “Bros Group Play” después de comer te despierta, te motiva y te une después del café. Es de hecho, mucho más importante de lo que parece y uno de los momentos más divertidos del día.