Spanish English German

Resiliencia: camino a la felicidad

Resiliencia: camino a la felicidad

Todos conocéis alguna persona de vuestro entorno que parece hecha a prueba de balas, capaz de afrontar cualquier situación que la vida le plantee, por difícil que sea. Son personas positivas, con inteligencia emocional, gran autoestima, y auto motivación, que actúan frente a la adversidad con control de las emociones y los impulsos. Lo que hay detrás de este fenómeno es la resiliencia. 

Aquí os dejo 6 consejos que os pueden servir para desarrollar o aumentar vuestra resiliencia… Al fin y al cabo, nos vamos a encontrar con la adversidad antes o después, ya que está presente en nuestras vidas, así que...estemos preparados!

1. Sé positivo. Tenemos que intentar que las adversidades que nos ocurren tengan la importancia justa para nosotros. No magnificar los problemas, dar un par de pasos hacia atrás y observarlo desde la distancia, si estás muy enfrascado en algo no lo verás con claridad. Elimina de tu cabeza pensamientos catastróficos, el “Y si…” no nos lleva a ningún lado. 

2. Sé realista pero flexible. La situación es la que es, aceptarla tal cual es muy importante, aunque hay que saber adaptarse y entender los cambios como parte de la vida. 

3. Sé tu mejor aliado. Confía en ti mismo y en tus logros para automotivarte ante posibles adversidades. No te avergüences de sentir miedo, o rabia, o ansiedad, son emociones totalmente humanas, lo que hay que saber es controlarlas.

4. Ponte metas, planes, objetivos. Y por favor, da el paso. Además de tener claro qué es lo que quieres, hay que actuar para alcanzarlo. Toma decisiones racionales sobre tu vida dejando de lado la impulsividad.

5. Construye relaciones sólidas. Crea y mantén a lo largo de tu vida buenas y sólidas relaciones interpersonales. Amigos, familia, etc que te proporcionen apoyo y seguridad, que te quieran. Las relaciones sociales positivas cumplen una función que amortigua el efecto de las emociones negativas, nos ayudan a enfrentarnos a las adversidades y fortalecen nuestra resiliencia.

6. Involúcrate. Por último, pero no menos importante, involúcrate en los problemas de otras personas, escucha, empatiza y ayuda a los demás, no te centres solo en ti mismo. Esto nos ayuda a relativizar la realidad, fortalecer lazos sociales y sobre todo a sentirnos bien con nosotros mismos. 

Siguiendo estos consejos, estaremos mucho más preparados para enfrentarnos a cualquier adversidad que pueda ocurrirnos, por difícil que nos parezca y seguro que la superaremos, ¡Saliendo victoriosos y reforzados para continuar adelante!

Aunque no lo parezca, muchas personas salen fortalecidas después de una experiencia traumática o muy complicada y, como decía Einstein, en medio de la dificultad reside la oportunidad.

Andrea Santatecla

X

To prevent automated spam submissions leave this field empty.